Amigos epicúreos, cuando hayan llegado a nuestra tierra, Béziers está llena de espacios gastronómicos esenciales "en la ciudad". Desde el pequeño salón de té a los bares de vinos, desde las tapas al menú gourmet, todo será un placer para el paladar.

Béziers, es una tierra llena de buenos productos de la vendimia, cada uno más atractivo que el anterior. No dude en probar las especialidades locales (berberechos, "riquets" de Béziers), así como una multitud de productos para llevar o para degustar directamente in situ. En efecto, la ciudad posee muchos lugares para comer bien, cada uno mejor que el anterior, desde Les Allées Paul Riquet hasta Place Jean Jaurès.

"Junto al canal", le ofreceremos la opción de probar un buen plato y un buen vino admirando el paisaje a la sombra de un platanero y a orillas del Canal del Mediodía. Parece un buen plan, ¿no?

La cocina de la región también se disfruta evidentemente "junto al mar". Aquí encontrará los placeres de los productos de la tierra: marisco, pescados y otras especialidades en las refinadas tiendas de comestibles o directamente a través de los productores costeros como los ostreros.

Por último, es imposible abarcar los productos regionales sin hacer parada "en los viñedos", porque aquí sabemos que se produce vino, ¡pero no solo eso! El territorio posee multitud de productos gourmet, lugares imprescindibles, especialidades regionales por descubrir durante sus viajes. Porque recorrer el viñedo es también reservar tiempo para vivir, respirar, degustar y saborear. Por eso, no dude en descubrir nuestros circuitos enoturísticos y dedique una jornada a conocer a los viticultores de nuestra tierra.