El litoral de Béziers Méditerranée abre sus puertas. Le cuenta su historia, la de los santos patrones, la de las ciudades con plazas a la sombra de los plataneros, o de su río, el Orb, que ayudó al desarrollo de sus puertos de pesca.

Valras-Plage, antiguo pueblo de pescadores, ha sabido mantener sus encantos de antaño con su paseo marítimo, sus hermosas mansiones de principios de siglo, sus lonjas tradicionales y su casino, hasta convertirse en un destino turístico moderno con equipos de primera clase, múltiples actividades acuáticas y variadas animaciones. Lejos de las megaciudades turísticas de hormigón, Valras-Plage sigue siendo un lugar armonioso y animado donde se disfruta la vida.

Sérignan combina patrimonio y arte moderno, mar y viñedo, ocio y cultura. Pasee por este pueblo típico separado de la playa por el río Orb y su llanura.
A pie, en caballo o en bici, recorre los 4 km de playa de arena fina: la reserva natural de Les Orpellières, espacio protegido Natura 2000, da testimonio de la creación y la evolución del Mediterráneo. Su proyecto de ordenación sostenible hace que sea un pequeño paraíso para la fauna y la flora. En pocas palabras, ¡todo un arte de vivir para descubrir sin moderación!