Esta obra maestra tiene más de 350 años

El Canal del Mediodía forma parte desde 1996 de la lista de Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO. En 1996 fue declarado también Monumento Histórico, al igual que las nueve esclusas de Fonseranes en Béziers, obra de arte esencial del Canal del Mediodía. Todas estas distinciones tienen sus motivos. El primero es estético: el Canal del Mediodía es bonito y su entorno es majestuoso. Además, está considerada una proeza de ingeniería llevada a cabo por el ingenio de Pierre-Paul Riquet, originario de Béziers, y la fuerza de unos 12 000 obreros. Por último, el Canal del Mediodía sigue siendo un componente importante de la identidad local, así como una herramienta para el desarrollo económico (agricultura, viticultura, transporte de mercancías, etc.). Los municipios de la aglomeración que atraviesa (Béziers, Villeneuve-lès-Béziers, Cers) le muestran a diario una fuerte adhesión: en el canal o en sus riberas se camina, se navega... se hace vida.